lunes, 1 de abril de 2013

2013-PREGÓN DE D. EMILIO GUTIÉRREZ REBOLLO (II)

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

II- "La Cantera" 

   Permítanme que desde aquí hoy pregone a Huelva, a sus mujeres y a su Carnaval desde mis palabras, como no desde mis coplas, pero sobre todo desde mi corazón. En principio con este disfraz de la comparsa La Finalde mi amigo Cristóbal Giraldo, que de momento ha sido la última de las comparsas en la que he cantado.

   El hecho de salir con un disfraz de comparsa, es porque como ya muchos sabrán mis comienzos en el carnaval Colombino fueron en esta modalidad, haciendo los altos con “Los Bucaneros” de la peña "El Choco Contaminao” a la edad de 15 años. Si hubiese ido en esa época a “La Voz”, el que se da la vuelta no es ni Melendi, ni Malú, ni Bisbal, es el público. Fíjense si cantaba mal que una vez canté un bingo y no me lo pagaron. También en esa misma peña fueron mis principios como autor con la comparsa infantil “El Cuento de mi niñez”; trabajando con la cantera que fue en su momento, es y debe ser el motor de nuestra fiesta quien garantizará la continuidad de la misma.



   Emilio J. y Raquel, hijos del pregonero aparecen en escena y Emilio J. se dirige a su padre diciendo:  “Papá, los que están cantando son para darle con un zapato en la boca”.

“Papá, ¿Sabes qué es esto?  ¿No?  Un elefante huyendo del Rey”. 
 
“¿A que no sabes cuál es el programa favorito de la tele del Rey Juan Carlos?”

 Ahora Caigo.  -Contesta su padre-   

    Ya que estáis aquí porque no me cantáis el pasodoble que ibais a traer este año con la chirigota infantil “Los Repelentes”.

-Interviene su hija Raquel-  “Vale, pero espérate que vamos a llamar a unos cuantos amigos”.

   Aparecen sobre el escenario varios componentes de la chirigota “Los Repelentes” y  comienzan a cantar el pasodoble: “Hoy escribimos un pasodoble”
Hoy escribimos un pasodoble
que nos han puesto en el colegio
sobre quienes “pa” nosotros son
las personas que más le debemos.
Enseguida mis padres pensé,
porque ellos han hecho de mi
el chiquillo que ahora mismo soy,
responsables de que hoy por hoy
este niño se sienta feliz.

Después… de leerla varias veces
vi que me faltaba gente
a las que debo mucho y son mis abuelos.
Después… del amor que ellos me dan,
me demuestran su cariño
con algún capricho que tiene su nieto.

Si a nuestros padres debemos lo más
porque la vida nos dan,
entonces a mis abuelos
les debo dos veces más
porque dieron vida a nuestros papás.

   Antes de finalizar el pasodoble se le unen varios componentes más que empezaron hace muchos años en la cantera del pregonero.
  
Aquí se ve lo importante y necesaria que es la cantera, por la que tenemos que hacer una apuesta clara y decidida dotándola de medios, ya sea a través de una auténtica escuela de Carnaval o a través de peñas infantiles como los Peques, para que los niños y niñas de hoy, sean los carnavaleros que tiren del carro el día de mañana.

   Hablando de los más pequeños, quisiera hacer un inciso para decir que la responsable de que un servidor comenzara a sacar agrupaciones infantiles, es una mujer maravillosa de más de ochenta primaveras a la que le debo casi todo lo que soy, mi madre.
   Y no, no es porque ella me animara a escribir grupos de niños, es porque me prohibió salir en adultos para que estudiase un poco más de lo que lo hacía. Y lo hice, a partir de entonces estudie el doble, si antes no estudiaba nada, luego estudié nada de nada. Ella por las circunstancias de la vida fue madre y padre de seis niños (y sin abuelos que le echasen una mano), ya que mi padre que trabajaba en la mar estaba seis meses fuera y uno en casa.

Mamá, esto va por ti.

No hay comentarios:

Archivo del blog