miércoles, 1 de febrero de 2017

Un teatro lleno de fieras.

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"



La tercera noche de preliminares en el Gran Teatro, la cual tuve el placer de presentar sobre sus tablas, se nos convirtió en una gran carapa de circo, metafóricamente hablando. Por el desfilaron diferentes fieras, hienas, linces y leones, poniendo la nota de humor dos murgas, una como auténticos cobardes, sería por las fieras, y las no menos asustadas competidoras de la excelsa campeona olímpica onubense, Carolina Marín.

La primera agrupación de la noche fue la denominada “Comparsa de Pino Montano”, un grupo que ya debutó en este concurso con “A tientas” en 2014. Este año se presentaron como “Hienas” con un grupo muy renovado, que casi o nada tiene que ver con aquel recordamos. Un grupo con fuerza que transformados con sus disfraces en auténticas hienas, con un maquillaje muy conseguido en escena, se despiertan rebeldes en este mundo de fieras donde unos pocos se alimentan y los demás se conforman con las carroñas. En su presentación anduvieron algo dubitativos y menos compactos de lo que los escuche en el calentamiento de voces. Pasodobles con letras a la decepción con los artistas que integran esta selva del mundo del carnaval y a la figura de los maestros, los alfareros de nuestro futuro, mejor el segundo que el primero. Letras envueltas con una música bien llevada con un claro sello sevillano, tanto en sus compases como en su ejecución, donde el grupo va muy bien en las bajadas que realizan. En los cuplés rememoran la torta que Justin Bieber le propinó a un aficionado y la peculiar manera que tiene Manuel de realizar una mudanza, simpaticones. El grupo se fue sintiendo cómodo a lo largo de la actuación, firmando su mejor ejecución con un popurrí muy variado musicalmente y en el que en clave metafórica utilizan su personaje para hablar de la condición humana, la política, la fiesta, el amor…despidiéndose con un “No te conformes y únete a mi manada”.


La segunda agrupación en salir a escena fue la murga de Villanueva De los Castillejos “Los auténticos cobardes”, “acongojados” muchachos, tímidos, asustados, trágicos y sobretodo acobardados, tanto que llevan sus carnet de padre de corbata. Así a y ritmo de rumbita se presentaron, sorprendiendo al respetable por el giro que ha dado esta agrupación de un año para otro, confirmando este cambio en sus pasodobles, interpretados en un tono no muy alto pero con gran dignidad. El primero al tipo y el segundo criticando duramente la labor de la dirigente socialista Susana Díaz, la terrateniente de Andalucía, a la que tachan de traidora. Sus cuplés fueron dirigidos a las “Pelis” de miedo y a lo que producen en ellos, y también al miedo que les da cantar con las hienas, los linces, la murga de Villarrasa… Simpáticos y enlazados con un estribillo muy al tipo rematándolo con un mensaje político. El popurrí resulta muy divertido aunque tiene un par de cosillas no muy acordes con los gustos de este concurso.


La comparsa de Huelva de “Los Manolos” se presentaron tras un año de ausencia con una espectacular escenografía bajo el nombre de "Los astutos". Su tipo de astutos hace referencia a la sagacidad y astucia del lince ibérico llevada a la personificación en estos comparsistas. Disfraz muy conseguido con la cara a medio maquillaje y el resto transformada con una máscara que les envuelve la cabeza salvando ojos y oídos. El cuerpo lo llevan totalmente disfrazado con la piel del lince, sin faltarles pezuñas y garras, genial. La presentación arranca con un toque de púa sensacional, un pelín descompensada en cuanto voces. “El tonto no es tan tonto” que con astucia “te pisa los talones”. La musicalidad que tiene esta agrupación resulta un regalo para los oídos desde su presentación hasta el final de su popurrí, y es algo que ya se le viene viendo a su autor en los dos últimos años. El primer pasodoble lo dedican a los astutos que cargan sus tintas en el concurso llenas de melazas, piropos vacíos y sin sentimiento para obtener el beneficio buscado y, el segundo al político y su astucia que le da vueltas a las cosas y nos lleva a la puta miseria.

A compás de unos cuplés marcaditos estos linces se siente nerviosos y despistados por ciertas cosas, será que sí, pero les vuelve loco algo que les recuerda a Doñana, huele a conejo todo el patio de butacas. También recuerdan sus vivencias en el Parque Nacional.
Remataron su actuación con un movido y marchoso popurrí cargado de coros y contra cantos que lo hicieron muy ameno, en sus reivindicaciones sociales, dejando un mensaje final sobre una pancarta; “Salvemos Doñana”. Buena agrupación, compacta y bien llevada. 

La murga de Villarrasa "Este año no gano", actual ganadora de las dos últimas ediciones en su modalidad en este concurso de presentan, no de adivinos, si no de la también actual campeona olímpica de Bádminton; Carolina Marín. Para ello transformaron el escenario del Gran Teatro en una cancha para disputar un peculiar partido entre las distintas contrincantes asiáticas contra nuestra laureada onubense. Comenzaron con una divertida presentación con la música más sonada del pasado verano; “La bicicleta”. El primer pasodoble en comparativa con un partido, lo dedican al concurso, a la atracción que les produce volver a este concurso, mientras el segundo lo dirigen en tono irónico a la situación de Huelva, utilizando para ello el contexto de la capitalidad española de gastronomía que disfruta Huelva. Correcto pasodoble donde no reconozco la mano del amigo Raúl y al que pienso le hace falta al menos un tonito más para que luzca. Simpáticos cuplés las de estas jugadoras que hicieron las delicias del respetable, uno al lío de las navidades y los regalos que le pide su sobrina, el otro a las situaciones que se dan en la villa olímpica y el ligue que se echó. Las continuas parodias mantienen al público entregado con su actuación y así llegan al popurrí, con las más diversas y marchosa canciones conocidas en la que le sacan punta al personaje. Divirtieron y fue recompensada con los aplausos del público, no sé si ganarán o no este año, pero estarán entre las candidatas.

Para despedir la noche, un título; “Rey de reyes”, la peña “La Tarantela” retorna a sus orígenes. Otra impresionante escenografía nos aguardaba tras el telón, toda una tribu de la sabana africana, la tribu de los leones que nos hicieron rememorar el sabor de una comparsa que durante casi dos décadas fue el estandarte de esta provincia y el espejo donde mirarse, o al menos esa fue la sensación que me lleve y que no me quita nadie. “Creídos reyes que no llegan ni a bufones”, “para reinar solamente tienes que cantar y mostrar la fuerza del león”, “escucha al que canta sin pedirte nada a cambio y está loco por tus huesos” eso nos decía con una presentación trepidante y perfectamente vocalizada, un zarpazo del noble león sobre la mesa. Bajo la reiteración de un “creo” en todas aquellas cosas que creemos los choqueros; el Recre, La Cinta, El Rocío, las Colombinas…creo en los 25 años que me has dado desde que te vengo a cantar Huelva en tus carnavales, interpretaron el primero de sus pasodobles, estando el segundo dirigido al Recreativo y… a Pablo Comas de mierda, todo ello envuelto como para un regalo con el estilo clásico y musical propio de esta comparsa. Los cuplés también como los de antes, moviditos, cortitos y dicharacheros a las despedidas de fin de curso que se pegaron los portugueses en Punta Umbría el año pasado y un segundo, a las relaciones sexuales de los deportistas olímpicos en Brasil. En su estribillo deja claro que; “por muchos soberanos que te salgan por febrero, aquí sigo siendo el rey”. Buen popurrí con cantos, contra cantos y una insistente percusión.

Archivo del blog