lunes, 20 de febrero de 2017

"Villa-arrasa" se alza por tercera vez con el Primer Premio en una final en la que ganó un cuarteto de Huelva y una comparsa de Cádiz.

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"


La noche más larga del Concurso de Agrupaciones del Carnaval Colombino tuvo lugar en el Gran Teatro de Huelva el sábado día 18, donde se celebró al Gran Final del XXXIV Concurso de Agrupaciones. En ella salieron vencedores el cuarteto de Huelva capital “La Chicotá”, la murga de Villarrasa “Este año no gano”, que se alza con el máximo galardón por tercer año consecutivo” y la comparsa debutante de Cádiz “Los depredadores”.


La polémica y el desacuerdo por buena parte de los asistentes con el fallo final del concurso se hizo notar tras su lectura, que comenzó con la cita de dos penalizaciones. La primera de ella fue para la murga “Los aprovechaos” que le restaban el 25% del total de los puntos ateniéndose, según lo leído por el portavoz del jurado, al punto 6.7.5 de la Bases por repetir letra de pasodoble cuando se requiere letras nuevas. En primer lugar el punto citado por el jurado no se corresponde con esta penalización, sino a la puntualidad, por lo que supongo que se hicieron un lío con la siguiente penalización que iba a ser para la comparsa de “Los depredadores”, penalizada con 30 puntos por el punto anteriormente citado de las Bases. 
En segundo lugar, la interpretación que el jurado ha hecho para llegar a la conclusión que la murga de “Los aprovechaos” deba ser penalizada por repetir el pasodoble a la provincia de Huelva me parece muy elástica y desacertada. Esta murga estrenó su segundo pasodoble en esta final, cosa obligada en las Bases para esta fase. Lo que el punto 6.6 de las Bases de siempre ha querido decir es que para que estos pasodobles, el de Huelva y el de la provincia, puedan ser puntuados con opción a estos premios deberán ser cantados en la fase preliminar y semifinal, no valiendo su puntación en este apartado optativo si es cantado en la final. Es la primera vez en la historia de este concurso, que un pasodoble a Huelva o provincia ha sido causa de penalización por cantarse en la final después de haberlo hecho en fases anteriores y les puedo asegurar que, ha habido muchos casos similares sin esta consecuencia.

Con respecto al orden de los premios por modalidad, el mayor desacuerdo llegaría con la concesión del Primer Premio en comparsas, siendo pitada esta decisión por el público que abarrotaba la bombonera.

Para llegar a este momento hubo por delante nueve largas horas de concurso con sus dos descansos correspondientes. Eran las nueve de la noche cuando Vicente Ginés daba la bienvenida a los asistentes a un Gran Teatro que vestía sus mejores galas para la Gran Final del Concurso de Agrupaciones, dando paso a los presentadores que conducirían la función hasta el final de la misma. Tras entonar el himno oficioso de este carnaval con el público en pie dio comienzo al espectáculo.

La encargada de abrir la noche fue la murga de San José de La Rinconada “Los aprovechaos”, que estuvo en línea con su pase de semifinales. Estos simpáticos cerdos estrenaron un pasodoble en el que hacían referencia al hambre que pasa el mundo, ofreciendo su cuerpo para paliarlo y que con su muerte darían la vida. También estrenaron un cuplé como era pertinente, dedicado al jurado, donde jugaron una vez más con la partición de su cuerpo para optar a un mejor puesto en esta final. Esta vez no les dio resultado. El corte musical de pasodobles y cuplés de esta agrupación posiblemente sea de los mejores que se han oído en esta edición en la modalidad, algo que supongo les ha valido su pase a esta Gran Final donde quedaron en quinto lugar.

La comparsa gaditana “Los depredadores” fue la siguiente en subir a escena. En sus pasodobles una carta de un padre a un hijo sobre la memoria histórica de España, en la que se reclama justicia por los olvidados durante la represión fascistas acaparó el primero de los temas, siendo el segundo una crítica al papel que desempeña políticamente España dentro de Europa, que la ven con las patas abiertas como una puta barata. En los cuplés bromearon con la cantidad de instrumentos que las agrupaciones llevan en sus repertorios que hacen que parezca el “Falla” un conservatorio y un segundo sobre lo difícil que estarán las semifinales este año también en referencia al concurso gaditano, ambos cuplés terminaron de igual modo. Desacertadas letras de cuplé para una final en Huelva, no era tan difícil cambiar un par de cosas. La agrupación mantuvo la línea de sus dos pases anteriores y consiguiendo el Primer Premio.

El primero de los dos cuartetos de Huelva capital que lograron entrar en la final hizo su aparición seguidamente. “La chicotá” de la peña de “Los pollos” realizó la misma parodia de preliminares ante un público entregado que no paró de reírse con este cuarteto de principio a fin. El primer cuplé es una ironía hacia la actual cocina en los restaurantes, que no cobran por lo que te comes si no por el tamaño de la vajilla que ponen y sales con hambre y, el segundo sobre el dietista al que visita que al verlo tan gordo le quitó hasta el menú del móvil. En el popurrí cambiaron la letra final del pasodoble que interpretan con “nos veremos en la calle”. Gran actuación de este cuarteto que lleva entre sus filas al cuartetero más veterano con 69 años de edad y al más joven con tan solo 10, y que fue despedido por el público al grito de ¡Campeones! ¡Campeones! A la postre se alzarían con el Primer Premio.

El cierre de este primer bloque lo puso la murga de la peña “La Colombina” de Huelva “Inseguramente por primera vez”. Estos novatos dedicaron un pasodoble de estreno a la trayectoria y la constancia de esta agrupación en el concurso onubense, 31 años consecutivos de los 34 que tiene el concurso, y en sus cuplés estrenaron un primero valorando el concurso en conversación con el loro que llevaban en el hombro y repitieron el de Mannequin challegue de preliminares volviendo a paralizar al teatro. Conectaron más que en semifinales pero el repertorio elegido para esta final y el escaso aprendizaje en la interpretación de su primer cuplé les pasó factura, quedando su intervención en el concurso en un Tercer Premio.

Tras el primer descanso nos llegó la comparsa de la peña “Amanecer de Valverde del Camino” “Los que saben concursar”. Estos concursantes hicieron un primer pasodoble a los propios concursantes de una final de este concurso, lo que se debe de valorar según la voz popular y lo que deben dar en las tablas todas las agrupaciones, señalando lo que se hace en las redes sociales cuando se valora alegremente la decisión del jurado, dando a entender que los que están en la final no sean merecedores de ello. El segundo de los pasodobles, también de riguroso estreno, en defensa del patrimonio de Doñana, donde se pretende instalar un depósito de gas.
Los cuplés también fueron inéditos para la ocasión, un primero en el que se citan colores en la respuestas, terminando con el negro, el color que se le pone a Iñaki Undargarin tras la sentencia dada el pasado viernes, y en un segundo relacionaban según los grupos del concurso de agrupaciones que nombraba el presentador con un personaje de estos, terminando con “Los cuerdos” al que respondían que David Tristancho porque lo nombran doscientas veces en su repertorio, “loco, loco, loco…” Como de costumbre esta agrupación arriesgó con su repertorio de manera magistral en una final más, de la que salió con una quinta plaza.

El segundo de los cuartetos sucedió en el orden a la comparsa valverdeña. “Los Perry´s Meichon” de Huelva utilizando para esta final la primera parodia que presentasen en la fase preliminar y, estrenando los cuplés en su repertorio dedicados al premio de la lotería que le tocó a uno de ellos y el otro a la penalización sufrida en semifinales por excederse de tiempo. Este cuarteto avanza adecuadamente este año y consiguió hacerse con el Tercer Premio del concurso.

A continuación subió a las tablas la murga de Villarrasa, ganadora de las dos últimas ediciones, que se denominaba “Este año no gano”. El primero de los pasodobles hacen una analogía entre un partido y su participación en este concurso donde dijeron no sentirse culpables por ganar y deseando larga vida a todas las chirigotas. En su segundo pasodoble, también de estreno se lo dedicaron a Carolina Marín y al Club de La Orden que la vio nacer como deportista en la disciplina que participa.
En sus cuplés bromeaban con los colores que su parienta es capaz de distinguir y con los dos premios anteriores conseguidos y los comentarios que se han vertido sobre su competición este año.
Esta agrupación ha ido de menos a más a lo largo del concurso, decantando la balanza al final en favor de ellos con la obtención del Primer Premio, el tercero consecutivo.

Para finalizar este segundo bloque de la noche se puso en escena la comparsa “Los cuerdos” de Ayamonte. Estos ayamontinos que aparecen encamisados en una sala de protección de un manicomio y a la postre encadenados, trajeron letras nuevas en pasodobles y en un cuplé. El primero de ellos a los sueños del ser humano y el segundo a la capitalidad gastronómica de Huelva y a la contra sacando a relucir lo poco que el consistorio onubense lucha por el bienestar de salud de Huelva en alusión a los muchos casos de cáncer que la ciudad padece por la actividad industrial que la rodea. La Pantoja y la condena que supone para ella tener a Paquirrín fue el cuplé estrenado.

Gran agrupación la de Juan Cayuela, quizás la más regular del concurso en su modalidad. Acabó la noche con el Tercer Premio.

Y pasado el último de los dos descansos, se acometió el bloque final que fue abierto por la murga de la peña “Los entonaos” que aparecieron como panaderos de un obrador bajo el nombre de “Los herederos de Pepe bollo”. Reclamaron en sus primera letra de pasodoble el regreso de la Murga, para ellos chirigota, a la esencia de antes a la que nos enseñaron los maestros que por aquí pasaron años atrás, rechazando el etilo cuartetero y de parodia que está tomando la modalidad. El segundo es una crítica al propio pueblo andaluz, en la que dicen que Andalucía es mucho más que todos los tópicos y tradiciones por los que se la conoce, es también un foco de paro, el muro de los inmigrantes… y que solo presumimos de ella de boquita pero no luchamos por ella como lo hacen otras regiones del norte por lo suyo. El primero de sus cuplés dedicado al mundo del arte y sus artistas, y ellos no iban a ser menos, dejando en escena la elaboración del busto de Pepe “El Marismeño”, y en el segundo de ellos simulaban la conversación de una pareja, una en la peluquería y el otro en el gimnasio con un final poco gracioso para el público.
Este grupos se ha ido creciendo a lo largo del concurso y mostraron su mejor versión en esta noche de la final donde quedaron cuarto clasificados, obteniendo además el Primer premio en el apartado de pasodoble a Huelva. Buen repertorio el mostrado a lo largo de sus tres intervenciones.

Se prosiguió con la comparsa de la peña “Los Futuristas”, la que ostenta el primer premio de 2016. En esta ocasión, también en la final del concurso representando a Salvador Dalí como "Los salvadores". De manera metafórica hablan de una hermana entre ocho, refiriéndose al papel de Huelva en Andalucía, maltratada, robada y olvidada, tratada como a la niña tonta, de la que dicen que parece que comienza a despertar reivindicando y luchando por lo suyo, entre otras muchas cosas, con el caso que actualmente mantiene en ristre a los puertos de Huelva y Sevilla. El segundo pasodoble es una crítica hacia aquellos rocieros que solo son para la fiesta, pero que no lo son de corazón u obran de manera que no son propias de los rocieros, terminando esta crítica con el maltrato que sufren los caballos durante la romería. En los cuplés hicieron referencia a lo dilatado del concurso de sevillanas que se está emitiendo en Canal Sur y un segundo a las fotografías que realiza Antonio Hierro a las agrupaciones, comparándolas con las de Blas Miguel Hernández (un servidor), de las que dicen debo utilizar algún programa para dejarlos a todos bien, tanto es así que vieron a Pablo el de La Colombina en una fotografía en la que tenía dentadura. Muy ocurrente.
Gran comparsa que obtiene un Segundo Premio en esta edición, y ya van tres de estos en las cuatro últimas ediciones, al que hay que sumar el Primero del año pasado.

La última murga también fue de la localidad de Punta Umbría, de la peña “Gracias mamá por parirnos así”. La fusión de la cultura de una familia africana con otra característicamente sevillana dio mucho juego a esta murga llamada “En tu casa o en la mía”. En su primer pasodoble se alegraban que Huelva alzase su voz reivindicando sus derechos, de lo que parece ser tan solo un aviso ya que Huelva está dispuesta a batallar. En un segundo rememoraron al carnaval de antes, contado a unos chavales por un señor en la barra de un mostrador; las peñas, la Vuelta de Noria, las finales del estrada, las noches de teatro y los cantes en la calle, ese hombre que les hablaba era Pillín el de La Colombina.
Carolina Marín salió en los cuplés de estas familias, pero en referencia a la de la murga de Villarrasa, a la que le ven mucho porvenir dando escobazos en el tren de la bruja de las Colombinas. También en un segundo cuplé daban más importancia a otras cosas en las mujeres que no fuese su físico.
Buena agrupación que estuvo entre las candidatas de todos desde el principio del concurso y que terminó consiguiendo el Segundo Premio.

El cierre de la noche y del concurso lo puso la comparsa de Huelva “Mi barrio”, que estrenaron para la ocasión los dos pasodobles y los dos cuplés en esta su última intervención. En sus pasodobles denunciaron la realidad muchas veces vivida, de aquellas mujeres que ante una separación lo ponen todo en contra de sus parejas, mintiendo si es preciso ante el juez y separando a los hijos de su padre. Lamentando que en ocasiones esta circunstancia lleva al perjudicado al suicidio.
En su segundo pasodoble hablan de las mil mentiras que en carnaval se dicen en un pasodoble con relación al propio carnaval. No son carnavaleros aquellos que cantan en el teatro buscando un premio y después en la calle desaparecen.

Sus cuplés a Ángel Cristo, el domador de todas las fieras menos del conejo de su parienta que lo domaba el rey Juan Carlos y, al dineral que se han gastado en Reyes.

Sin lugar a dudas esta comparsa es la que más y mejor ha conectado con el público a lo largo de todo el concurso, con buena música y buenas letras, lo que le ha valido para quedar en un cuarto puesto. 


Tal como comenzaba, terminó el concurso de agrupaciones, con el discutido fallo del jurado, y las ya avanzadas puntuaciones y premios.

Archivo del blog