domingo, 25 de octubre de 2015

2007-REVISTA OFICIAL "Diputación de Huelva"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"
   
Los Carnavales son hoy, ante todo, una eclosión de humor festivo, aunque mantengan los rasgos de denuncia que predominaron en otros tiempos, porque, como siempre, son hijos de su tiempo, en nuestro caso el de la feliz recuperación de la libertad, pues renacieron con la recuperación democrática.

   La risa carnavalesca es ante todo patrimonio del pueblo; todos ríen, la risa se generaliza; es también universal, contiene todas las cosas y toda la gente (incluida la que protagoniza el carnaval), el mundo entero parece cómico y es percibido y considerado en su aspecto más jocoso, en su alegre relativismo. El humor es ambivalente: alegre y lleno de alborozo, pero al mismo tiempo burlón y sarcástico, niega y afirma, amortaja y resucita a la vez. Pues no hay que olvidar que una importante cualidad de la risa en la fiesta popular es que escarnece a los propios burladores.

   Pero los tiempos cambian una barbaridad – y más aún que lo van a hacer-. A mediados del siglo XIX, el Ayuntamiento de Huelva nos prohibía a las mujeres “el andar de día disfrazadas y con caretas por las calles y plazas”, añadiendo que: “quienes infrinjan esta determinación serán detenidas”. Disparate semejante sería irrepetible; principios constitucionales al margen, porque las mismas carnavaleras no lo permitirían.

   El onubense, con su carácter eminentemente liberal, criticará lo viejo y lo nuevo de la fiesta e irá incorporando, en fondos y formas, el lado más divertido o el más ácido de cada etapa histórica, desde el escenario del Gran Teatro, desde las carpas o, mejor aún desde la mismísima calle, ya que nuestro Carnaval está abierto a la imaginación y a la innovación constante. Disfraces y chascarrillos configuran el Carnaval de Huelva, uno de los históricamente más famosos de España.

   En buena parte la responsabilidad, el mérito es de la Federación Onubense de Peñas y Asociaciones de Carnaval (FOPAC), la encargada de organizar y dirigir el Carnaval Colombino desde su nacimiento en 1984; una institución plenamente consciente de esta aparente contradicción entre el mantenimiento de los rasgos más distintivos de la fiesta tradicional y la necesidad de renovarse, de adaptarse de continuo a los cambios sensibles de nuestra provincia, de nuestra sociedad.

   Concluyo felicitándonos a todos por este espléndido logro dl Carnaval Colombino y deseando a todos el mejor humor para esta fiesta.

Manuela Parralo Marcos
Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huelva


Nota: La primera edición del Carnaval de Huelva en su etapa contemporánea data de 1983, donde una Comisión formada por carnavaleros y comandada por el área de cultura del Ayuntamiento organizaron la fiesta hasta 1985. La FOPAC, fundada el 14 de noviembre de 1984 no toma las riendas de las fiesta hasta el Carnaval de 1986.

Archivo del blog