viernes, 23 de octubre de 2015

2009-REVISTA OFICIAL "Aquellos insuperables carnavales"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

   Desde la oportunidad que me brinda este espacio en nuestra maravillosa revista, quiero ahondar en mi memoria para recabar información de unos (para mi) insuperables carnavales.
   
Corría el año 1987, ya en su término, concretamente en el mes de diciembre, cuando en una animada celebración familiar, concretamente en el bautizo de mi sobrino Miguel España, sonaron coplas de carnaval a través de algunos componentes de la recién desaparecida peña “La Farándula”, con el director de su agrupación al frente, Curry Wakelín. Fue tan impactante en nuestra familia aquella explosión carnavalera que no se dudó en invitar a aquellos copleros, que se habían quedado sin peña ni lugar de reunión, a que continuaran con sus ensayos en nuestro local y de paso, algunos miembros de nuestra familia formaran parte de aquel embrión de chirigota que se titulaba “ Po yo no tero i a la miga, ea”, original de nuestro popular amigo Pepe Pulido. Así se creó nuestra maravillosa peña “El Baratillo”. En tan sólo unos días se terminó de montar la agrupación, ya que ese año 1988 empezó el concurso de agrupaciones a mediados del mes de enero. Fue nuestra primera agrupación, nuestro primer y único “Primer Premio” y la última convocatoria de “chirigotas” en el Carnaval de Huelva. Recuerdo los recorridos por la diferentes peñas que poblaban nuestra capital, siempre der la mano de nuestra peña madrina “La Noria”, a la que estaremos eternamente agradecidos. También recuerdo las visitas que nos hacían a nuestra peña algunos componentes de la corporación municipal, con su alcalde a la cabeza, acompañados de algunos miembros de la FOPAC. Los programas de radio, con nuestro amigo Camacho Malo, Miki, Manolo Peral, Nardy La Fuente, etc. Y cómo no , mi primera cabalgata junto a mi marido, Alberto, siendo componente de la chirigota, a mi hija mayor, Laura, que todavía no había cumplido los 2 años de edad, y a la espera de mi segunda hija, Alicia, cuando ya presentaba el quinto mes de embarazo.

   En los ensayos siguientes, llegaron otras agrupaciones creadas en nuestra peña, siempre bajo la modalidad de murga y con las que se consiguieron diversos premios menores. Siempre estuvieron bajo la dirección y composición de música de nuestro amigo Curry Wakelín y como autores de letras a Pepe Pulido y a mi marido, Alberto España, en “Los primeros del Titán”, “Qué pedazo de espectráculo, hijo”, “Este régimen no me va” y “Ete y yo”.

   A día de hoy y tras el transcurso de más de 20 años, donde he sido fiel asidua al patio de butacas de nuestro Gran Teatro, tengo la gran satisfacción de poder colaborar activamente como miembro de la FOPAC en área de Damas y Choqueras, siendo precisamente cuando nuestra hija mayor, Laura, ha sido una de las elegidas como Damas candidata a Choquera Mayor del Carnaval Colombino, además de la colaboración de mi marido, en su segundo año, como Secretario del Jurado Oficial del Concurso de Agrupaciones.

   Esta última etapa me ha reportado multitud de satisfacciones, a pesar del sacrificio que representanta tanto personal como familiar, el pertenecer a la FOPAC, con reuniones casi a diario, a veces hasta altas horas de la noche, estando en el punto de mira de los más críticos, (que de todo tiene que haber, por supuesto), pero todo ello compensado en buena medida con algunos buenos ratos, con la ilusión que desprenden las niñas que se presentan como candidatas a Damas, tanto infantil como mayor y la tranquilidad que supone el aportar algún que otro granito de arena a la supervivencia de esta gran fiesta como es nuestro Carnaval Colombino.

   Expresar también mi agradecimiento a las personas que se han acordado de mí y han tenido la arriesgada idea de ofrecerme un puesto en la Junta Directiva de la FOPAC, sobre todo a esa gran persona y amiga, Mariángeles Domínguez, que apostó por mí desde un primer momento y a la cual quiero hacerle llegar mi más enérgico reconocimiento desde estas líneas.

   No quisiera despedirme sin hacer un llamamiento a la gente de Huelva y su provincia, para invitarles a que tomen sus disfraces y se lancen a la calle, para que expresen los deseos y sentimientos reprimidos durante el resto del año, sin reparos desde el más justos respeto hacia los demás, dando paso a la diversión y dejando de lado, dentro de lo posible, los problemas cotidianos que nos azotan.

  Un cordial saludo a todos, carnavaleros o no, para que participéis activamente, con la sana intención de seguir engrandeciendo nuestro Carnaval.

Rosa María Reina Torrado
Área de Damas y Choqueras de la FOPAC

Archivo del blog