sábado, 7 de noviembre de 2015

2007-REVISTA OFICIAL "La voz de una carnavalera"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

   ¡Hola! Soy Joaqui, de la peña de La Noria, así me gustaría que me conocierais en este mundo del Carnaval al que me uní en el año 1984.
   
Antes que nada, agradecerle a la FOPAC esta oportunidad que me ha dado para comentaros mis vivencias carnavaleras.

   Como he dicho antes en 1984, nos pusimos de acuerdo unos cuantos amigos de la barriada Vicente Morte, nos disfrazamos y salimos a la calle haciendo Carnaval, ahí empezó la peña La Noria.

   Nos reunimos en el bar Los Pinceles, hasta que alquilamos una casa detrás de la cárcel, todo era ilusión y ganas de trabajar, unos ensayando. Otros preparando los disfraces, preparando los arreglos de las carrozas (porque antes cada peña se encargaba de adornar la carroza acorde con el tipo que se llevaba), los dos primeros años nos llevamos el primer premio.

Nos mudamos a la calle Blanca Paloma, allí nació la VUELTA DE LA NORIA, el TREN CARNAVALERO y el PIROPO A LA MUJER CARNAVALERA.

   Hemos hecho tantas cosas por el Carnaval de Calle que no cabrían en un folio, pero sigo recordando cuando se hizo la primera Vuelta de La Noria en la calle Blanca Paloma, se puso un escenario de madera, al que adornamos con mucho trabajo e ilusión, y la lluvia de esa noche nos hizo levantarnos a todos más temprano para volver a adornar y reparar el escenario.

   Éramos una piña trabajando juntos, con los fundadores de la Vuelta de La Noria, que fueron; Juan López Cerezo y José Romero, gracias a ellos podemos disfrutar de la misma.

   La Vuelta de La Noria nació con la idea de que las personas que por algún motivo no podían asistir al Gran Teatro vieran las agrupaciones en la calle; esto se hacía desinteresadamente, se invitaba a todas las agrupaciones a cantar en el escenario. Gracias a las agrupaciones hoy sigue girando la rueda de La Noria, por ello agradezco a todas las agrupaciones que lo han hecho posible. Gracias.

   Bueno, no me quiero emocionar recordando todo esto. También me acuerdo de las ollas de potaje que tuve que hacer en cada Vuelta de La Noria, los primeros años lo hacíamos en una cocina particular, pero cuando pasmos al Estadio, se empezó a hacer allí mismo durante la noche ¿Os acordáis todos verdad?

   En la Vuelta de La Noria colaboraban muchas personas, el día antes en la peña picando los avíos del potaje y al día siguiente en la barra con nosotros. Gracias también a todos ellos, aunque no me pongo a nombrarlos porque se me olvidaría alguno o me faltaría folio.

   El Tren Carnavalero lo organizábamos con el fin de llevar nuestros carnavales a la provincia ¡Qué bonito cuando colaboraban tantas peñas para hacer el cupo del tren, éramos todos los carnavaleros una familia! Porque así íbamos, en familia: madres, padres, hijos, hermanos, etc.

   No me quiero dejar por detrás el piropo carnavalero a la mujer, a la cual se le reconoce el trabajo, la dedicación y la lucha por estos carnavales.

   Son tantas vivencias en 22 años que no se pueden reflejar en tan pocas líneas.
Espero que no os hayáis aburrido. Gracias carnavaleros.

Joaquina Padilla Díaz

Archivo del blog