lunes, 28 de diciembre de 2015

2003-REVISTA OFICIAL "Pregonero; un reto hermoso"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

Es un regalo del azar. Ser Pregonero del Carnaval Colombino representa para mí una ilusión especial, supongo que ganada también a golpe de esfuerzo personal en cada minuto de apoyo a la fiesta en mi medio natural: la Radio; en sesiones de teatro, abriendo a cuartetos, murgas y comparsas, las puertas de un público siempre amable ante el que se dispone a actuar. También quizás es el pago a veladas amigables en las Peñas, o a apoyar las puestas en escena de algunas agrupaciones; o el mantenimiento de las coronaciones… ¡Qué se yo! El caso es que la suerte me ha sonreído cuando alguien, (¡Y habrá candidatos…!) en un a junta directiva paró la rueda de la fortuna mencionando mi nombre. < ¿Tú sabes quién podría hacer el pregón? ¡El Doña, el de la Radio…! >. Y a partir de ahí, la invitación formal de la Federación de Peñas… y el sin vivir de este que les habla, que desde entonces ha estado rompiendo madrugadas, para parir el texto más a amable que su pluma pudiere. Total, que aquí nos vemos en un “embolao” que se complica aún más al aceptar el mantener el acto de coronación, presentar al pregonero incluso serlo. Y para colmo me ponen como predecesores a “Los Morancos”. Vamos, que esto más parece un suicidio carnavalero que otra cosa. Sin embargo, el reto es tan hermoso, que merecía la pena: Jugar con las letras y ponerlas en orden para piropear a Huelva. Poderle devolver públicamente al menos algo de lo que esta tierra me dio durante diez años, eran suficientes argumentos como para tomar aire, resoplar dos veces y decir: <Sí, venga; vamos a echarle cojones>. Y aquí estamos, frente a ti amiga, amigo carnavalero, que quizás hayas recibido con agrado o desilusión mi nombramiento, no lo sé. Lo único que oferto es cariño a la fiesta, respeto al público, esfuerzo, y ganas de agradar. Lo demás ha salido solo, porque nuestro carnaval inspira poesía.

Me quedo para siempre con esta maldita serpentina que se me enredó hace más de una década y no consigue soltarme… ¡Y por muchos años más! ¡Gracias Huelva! ¡Gracias a todos!

Miguel Doña
Pregonero Carnaval 2003

Archivo del blog