martes, 28 de junio de 2016

1998-REVISTA HUELVA INFORMACIÓN "Desnuda tu alma, disfraza tu cuerpo"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

El color y la música invaden las calles de Huelva durante la celebración de la cabalgata, día en el que los onubenses se lanzan con alegría y desenfado a vivir unas horas cargadas de ritmo y buen humor, donde la imaginación en la creación de los diferentes disfraces tanto individuales como en grupos queda patente en cada uno de los tipos que se lucen.

Las agrupaciones participantes en el concurso del Gran Teatro juegan un papel destacado en esta explosión de color carnavalera, al poner la nota musical con sus creaciones durante todo el recorrido, además de lucir unos tipos trabajados hasta el último detalle.

La originalidad por excelencia suele estar recogida en los disfraces individuales en donde el amante de esta fiesta se esmera por lucir un atuendo acorde con su personalidad, a veces realizado con mucho esmero y lujo y en otras ocasiones se suele ocurrir a última hora, utilizando para ello los elementos más comunes en una casa ya que el objetivo es salir a la calle y participar activamente en este acontecimiento carnavalero que cada día cuenta con más seguidores. 

Cada año, son más los amigos o familiares que se unen para realizar los disfraces en grupo, existiendo una coordinación simpática de los mismos, de esta forma dan una mayor vistosidad a las vestimentas que han confeccionado con todo detalle.

Pero, a ritmo de la música canavalera se pueden unir todos los ciudadanos que quieran vivir unos momentos de alegría, colorido y buen humor, olvidando las preocupaciones cotidianas.

Salgan a la calle, participen activamente y disfruten de las “cosas buenas de la vida” y no olviden, que este año tienen una motivación original e importante para los bolsillos si se lleva a cabo, como es la propuesta realizada por José Luis Camacho Malo, pregonero y director comercial de Huelva Información, como es quitar una multa a quien vaya disfrazado este día.

P.M.V.

Archivo del blog