lunes, 3 de octubre de 2016

1995-REVISTA OFICIAL "Esperanza en el futuro"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

Aprovechando la oportunidad que me brinda la revista de Carnaval que anualmente edita la Federación Onubense de Peñas y Asociaciones de Carnaval, quiero enviar un cordial saludo a todas las carnavaleras y carnavaleros de Huelva y su provincia. Al comenzar estas líneas no pude ocultarme a mis recuerdos casi ancestrales ya remontados a la década de los ochenta, cuando recuperamos parte de nuestra cultura de pueblo occidental y atlántico.

Un grupo de personas con inquietudes por recuperar la fiesta de La Alegría. Que así se denominaba por entonces, pusieron todo su empeño y trabajo hasta que lo lograron, sumándose u gran colectivo armónico y con objetivos claros, cuales eran manifestar los sentimientos de un pueblo a través de todos los actos que se organizaban con tal fin.

Recuerdo aquellas grandes concentraciones de carnavaleros y simpatizantes en las peñas durante los períodos de preparación del Carnaval, la ilusión de los autores por componer repertorios ensalzando nuestra tierra y sus costumbres, la picaresca expresada con sátira y gracia y sin ánimo de ofensa.

Los medios de comunicación jugaban un papel importantísimo en aquellos momentos, encabezaban esta movida como fenómeno social: José Luis Camacho Malo, José Manuel Lasso de la Vega, etc. Así esta llama además de mantenerse encendida iba creciendo cada año más y más. Creímos que nuestro Carnaval estaba consolidado y este, creo que ha sido nuestro gran error, pensar que aquella gran familia se mantendría cuantitativamente, que desde mi punto de vista para lograr este segundo objetivo debe descender el primero por razón lógica y remitiéndome solo al número de agrupaciones participantes.

En otros aspectos, quizás no hemos sido capaces de mantener la ilusión de aquellas personas que en algún momento se sentían simpatizantes y no logramos integrar definitivamente en el mundo del Carnaval. Por eso y por otros motivos puramente competitivos, nuestra gran fiesta, creo que ha descendido en cantidad, pero estoy convencido que hemos crecido en calidad.

Tengo la gran esperanza, y que a la vez me gustaría transmitir desde estas páginas a todos los ciudadanos que nunca se sintieron carnavaleros, que se acerquen a nosotros. Comprobarán que el Carnaval derrama y dimana cultura por los cuatro costados. A los autores que en tiempo lo fueran, despierten de su letargo y se vuelvan a incorporar a esta su fiesta, para que todos juntos volvamos a vivir la fiesta de la Alegría y la libertad que son nuestros carnavales.

Miguel Ángel Pérez Vázquez

Archivo del blog