viernes, 24 de febrero de 2017

2017-REVISTA OFICIAL "35 años de Carnaval"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

Amigos carnavaleros: 

El Carnaval Colombino alcanza en este 2017 su treinta y cinco edición, treinta y cinco carnavales que han dado para mucho, comenzando por aquella primera Cabalgata del 26 de febrero de 1983 en la que nuestras fiestas dieron su primer paso y, casi sin esperarlo fue seguida a posteriori en años sucesivos por una ingente cantidad de personas que se sumaron a este movimiento sociocultural llamado Carnaval.

Todas y cada una de las personas que han formado parte de esta Federación desde su constitución a finales de 1984 y llevando a través de ella las riendas de la fiesta desde el Carnaval´86, lo hicieron sin lugar a dudas, con el mejor de los propósitos, sin escatimar en esfuerzo, sacrificio, tiempo y en algunas ocasiones aportando económicamente de sus bolsillos. Por todo ello, no siempre recibieron el trato justo por parte de los propios carnavaleros a su dedicación y entrega. Por el contrario caminaron por el filo de una navaja que a modo de juez sentenciaba si el camino recorrido era correcto o no, aunque curiosamente, en muchas ocasiones las sentencias venían por parte de quienes no se implicaban en la creación de la fiesta, otras por quienes creían poseer la fórmula secreta para realizar una gran carnestolenda, pero que a fin de cuentas nunca llegaron a desvelar.

Aquellos que buscamos la perfección en lo que hacemos, como se suele decir, vivimos en un mundo equivocado, que no es el nuestro, y por ello nos quedan dos alternativas; sentirnos frustrados y no hacer nada viendo las cosas venir de la manera que sea, o intentar cambiar las cosas hacia un mundo lo más parecido al que creemos pertenecer, aunque ello implique estar en desacuerdo con otras personas.

El Carnaval es como un hijo, y los que hemos formado parte de esta Federación hemos sido sus educadores, habiéndole inculcado nuestras perfectas imperfecciones y nuestro imperfecto perfeccionismo. No existe mayor labor y a la vez que entrañe mayor dificultad que la de educar a un hijo. Casi nunca se obtienen los resultados esperados, porque los hijos, al igual que el Carnaval tienen vida propia y cogerán de lo bueno y de lo malo que le inculquemos adaptándolos a su forma de ser. Por eso, nuestro Carnaval es como es, y por mucho que intentemos llevarlo hacia el camino de nuestra perfección, él solito corregirá sus pasos para ser quien es, y a nosotros solo nos queda no dejarlo de la mano y quererlo y amarlo tal cual es.

Disfruten de este Carnaval Colombino 2017 tal y como se nos presenta.

Antonio Hierro Zabala
Presidente de la Federación Onubense
de Peñas y Asociaciones de Carnaval

Archivo del blog