miércoles, 9 de diciembre de 2015

2005-REVISTA OFICIAL "Los Serenos: nueve, diez, once..."

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"
 
 Feliz aniversario. El niño Sereno está de cumpleaños, aunque no sepa exactamente cuántos cumple. Ya habrá tiempo, siempre lo hay, de contarlos. Pero ahora, y mirando de reojo por el retrovisor, llega el momento de celebrar su nacimiento, Este niño, siempre original, vino al mundo en su primer ensayo. No hubo tiempo de ir al hospital, ni en cualquier caso hubieran cabido todos, madre, caja, bombo y guitarras en el coche de papá, “solo hubiera cabido madre y bombo, claro…” Porque esa es otra, además de no tener claro su edad, no sabe exactamente quienes son sus padres. En cuanto a la madre hay menos dudas, posiblemente “Juana la Parrala” se enorgullezca de ello. En cuanto a la paternidad, baraja su intuición entre el profesor “Juan Manuel Serrano” y el maestro “Juan Peguero”. Se queda con los dos, por todo lo que ambos representan.

   Si bien ha “sío” precoz, Sereno, como ningún niño, ha “tenío” la misma prisa por crecer que paciencia por aprender. Su historia es sencilla, cada año, salvo el primero, viene a su capital a mostrar lo que aprende en su pueblo, a probar fortuna en esto del artisteo. Comprometido, totalmente comprometido con sus raíces, aunque por ello su madre esté convencida de que será un solterón de por vida, “y es que este niño no se casa con nadie, Dios mío…”

   Lo que más le gusta reconocer, es el haber conseguido sentirse cercano a tod@s l@s cpitalin@s, onubenses de Pro, que lo reciben cada año. Tal es la variedad de personajes, que entre aparcacoches, camarer@s de carpa, taquiller@s, seguratas, tramoyistas, simpáticas Choqueras, comentaristas, organizadores y un largo etcétera de caras que le suenan, no sabría con quién quedarse. O sí lo sabría, se quedaría con José María “El Plate”, Director General de Camerinos del Gran Teatro, simplemente por escucharle cada año “¡Ya están aquí los calañeses! ¡Gurumelitos ricos! ¡A ver si os dejáis caer niños! …” Eso sí, con quien no se queda es con el “pesao” de la Sociedad de Autores, -respetando su tarea, evidentemente- que cada año da la tabarra justo después de haber “cantao” ¡Qué “pesao”! …

   Merced a estas amistades, hasta es “invitao” cada año a dar vueltas en “La Noria” y a montarse en los cacharritos de la FOPAC en las Colombinas, sin pagar ficha alguna. Gustosamente acepta las invitaciones ¡ Será por irse de fiesta! …

   En todos estos años de carnavalesco discurrir por el Teatro siempre se ha presentado fiel a sí mismo, a su estilo y convicciones. Valiente, muy valiente, porque a veces llegó a sentirse la ovejita negra, la diferente, la que no era propia del rebaño. Por el contrario, nunca ha levantado la voz por eso, rara vez se ha “quejao” y ha “dudao” en volver para intentar hacerse un hueco, en los corazones me refiero. Simplemente disfruta cada momento como si fuera el último, a lña vez que intenta que el nombre de su pueblecillo no desaparezca de la memoria de nadie, siempre y ahora que más lo necesita. Así de sencillo. Y así de tranquilo, ahora que parece ser que crea expectación entre la afición.

   Es de resaltar que en edad de comunión, con ocho añitos, recibí en la Iglesia de Santa María del Gran Teatro de Huelva los sacramentos carnavalescos, cree en él. Vestido con traje diferente al habitual –otra historia, vamos se presentó a tal evento junto a su abuelo Nicolás y su primera novia, la irrepetible Laurita. Como quiera que el niñito quiso recibir la comunión a su manera, fue amonestado por los eclesiásticos curas, siendo expulsado de inmediato del citado sagrado templo una vez recibida la bendición del sorprendido público presente. Descardo niño…

   Ahora, en plena madurez, y después de haber “mirao” hacia atrás, se felicita de colaborar en la continuidad de una tradición, el Carnaval, que no es más ni menos que la historia escrita y cantada de pueblos y ciudades. Y está “encantao” de hacerlo por Calañas. Y encantado de hacerlo por Huelva.

   Feliz aniversario. Quien quiera puede felicitarlo por sus diez añitos de historia, por sus nueve de “Teatro”, o por sus once agrupaciones. Lo dicho, por nueve, por diez, o por once… y por lo que le quede por cumplir.

Manuel Contioso Castaño
Autor de letras de agrupaciones.

Archivo del blog