domingo, 20 de marzo de 2016

2002-REVISTA OFICIAL "Mi Carnaval"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"

Muchas cosas he hecho en esto del Carnaval, pero no pasaba por mi cabeza que algún día tuviese yo la suerte de escribir en esta revista y poder dirigirme a ustedes y a este mundo del Carnaval del que tan fuertemente jaló de mi persona allá por los principios de los años ochenta. Pue yo que he pasado por comparsas, murgas y cuartetos y que he tenido la suerte de poder recibir esa recompensa del público llamado aplauso, yo que he atravesado Huelva en el río Carnaval desbordado de color, fantasía e ingenio llamado Cabalgata, yo que también he formado parte de ese grupo de personas que regían los destinos del Carnaval (FOPAC), yo siempre he quedado impregnado por una de las cosas del Carnaval que más me llena y me gusta: La Coronación.

Me llena de satisfacción todo lo que ocurre alrededor de la Coronación, siempre he sido seguidor y defensor de este acto. Para mí en principio era un momento de poca importancia dentro de los actos del Carnaval, yo creía que la Choquera o Reina del Carnaval onubense debería tener mayor relevancia dentro del mismo. Creo que pasado el tiempo y gracias a las influencias del dios Momo, la Choquera y el acto de Elección y Coronación de la misma ha tomado la importancia que yo creía que debía de tener.

Hablando de esta yo la divido en tres grupos o etapas, la primera va desde 1984 a 1987, época esta que se hace en el Polideportivo y con poca relevancia. Otra época que comprende los años 1988 a 1995, en esta va cambiando de lugar al igual que el concurso, los decorados van subiendo de calidad pero con el mismo desenlace protocolario. Ahora hablo de la etapa que va desde 1996 hasta la última del año 2001. En esta llegamos a un período de gran esplendor, con unas connotaciones bastante diferentes a todo lo visto anteriormente. Se mezcla el espectáculo con el propio protocolo de la Coronación. Aquí sí se le consigue dar gran valor a la mujer que llega a obtener el “damaje” y que entra en una lucha leal para exponer sus virtudes y así poder conseguir el anhelado reinado y ser llamada Choquera del Carnaval de Huelva.

No puedo dejar pasar por alto mi otra gran pasión que es la Cabalgata, ese mundo de color, fantasía, un a explosión de personas que comenzaron allá por 1983 y llegó a tener gran relevancia y, que a mi criterio últimamente ha bajado de esplendor. Espero que este año tengamos los casnavaleros la suerte de disfrutar de una buena Coronación, un buen Concurso y mejor Cabalgata. Por eso os digo y os deseo un feliz Carnaval.

Antonio Hierro Zabala

Archivo del blog