sábado, 29 de octubre de 2016

1991-REVISTA OFICIAL "Entrevista a Miguel Barba Cruz"

CARNAVAL HUELVA / CARNAVAL COLOMBINO "Por Blas Miguel Hernández"


Por primera vez se asoma a nuestra revista un personaje de nuestro mundo carnavalero sobradamente conocido. Es director, presidente, músico, letrista, polifacético él, porque nos hace hasta de dependiente. Pertenece a la peña "Los Mojarras", de donde saliron "Las Repollas", "Qué cacas de poker", "Nerón y sus muertos", etc... y los que tienen que salir, porque Miguel Barba, que es nuestro entrevistado tiene marcha para mucho tiempo.

Miguel ¿Qué se siente sobre un escenario?

Lo primero, que has subido y que llegó la hora y además muchos nervios. Después vas cogiendo confianza, pero yo, lo que más siento es responsabilidad.

¿Cuando el público aplaude que sensación produce?

Bienestar, y sobre todo ves que tus sacrificios te han servido para algo. Es como un reconstituyente, aumenta la fuerza para seguir en la brecha.

¿Cuando no has estado en una agrupación, porqué ha sido?

Desde un principio he estado, siempre con cuartetos. El año pasado falté por motivos familiares.

¿Cómo se ve el Carnaval desde dentro y desde fuera?

Es como dos mundos distintos. El anterior no participé activamente y hubo momentos en que no parecía ni yo. A mí me gusta meterme de lleno, así desde dentro veo lo que se pierden muchos; alegría, diversión, amistad, etc.

¿Qué evolución aprecias en el Carnaval Colombino?

Va a más en canto a que es más conocido, el dinero es más importante, conforme van pasando ediciones.

¿Qué crees que aún le falta al Carnaval de Huelva?

Aún le falta mucho y el sobra más. Me explico:
Le falta experiencia, gentes a parte de las que hay que trabajen y no hablen, que los grupos se esfuercen al máximo y no se presenten solo por la subvención (que los hay), grupos que sigan y no se desanimen si no ganan, etc.
Le sobra toda esa gente que critica, los que dan golpecitos en la espalda y por la espalda te apuñalan.
Es necesario que los actos como son: Pregón, Coronación, Pasacalles y otros se acerquen más al pueblo para ver si una vez se animan y colaboran con todos ellos.
este año parece que la cosa se ha enfriado, pero esto ocurre con todo porque hay años en alza y otros en baja, al igual que la bolsa.
Esperemos que el año 92 nos traiga unos carnavales más animosos y reluzcan a la altura de las fechas que se conmemoran.

P. Are

Archivo del blog