domingo, 21 de diciembre de 2008

MINGORANCE

Claudio González Domínguez, “Mingorance”, nació en Huelva en el año 1890 y falleció en la misma ciudad en 1981.

Siempre decía que había tenido la fortuna de vivir siempre en ella, lo que nos dice el enorme cariño que por ella sentía. Su residencia la tenia en la barriada del Pozo Dulce, muy cerca del Polvorín.

El apodo de “Mingorance” le vino, al parecer, de la siguiente forma: Una vez actuó en un concurso carnavalero la comparsa “Los Mingorance”, de 1911, que ejecutaban una difícil danza. Le dijo al propietario del local; ¡Déjeme subir al escenario que este baile lo hago yo!. En efecto, lo realizó de forma tan impecable que a partir de aquel momento fue conocido por “Mingorance”.


Trabajaba de acarreador en la Pescadería y tenía amistad con la totalidad de la pléyade carnavalera de la ciudad: “El Chocolate”, “Macao”, “El Camarón”, Garrido, “El Cartayero”, Pepe el sevillano que a dúo bailaba con el…

Amigo de Pepe y Fernando Vázquez, hermanos y remitentes de pescado, estos le proporcionaban todo lo necesario para sus actividades carnavaleras, trajes, sombreros, calzados, etc. Mingorance salía con zapatos blancos, pantalón negro, chaquetilla blanca y chistera negra.

No solamente participa en el carnaval, sino que en Nochebuena, ante las peticiones que le hacían, su comparsa actuaba en casas particulares adineradas como la del médico Agustín Domínguez; la del Sr. Belda, en la calle Vázquez López; la de Fernándo Vázquez…

Era un excelente letrista. Dejó de legado artístico esa letra, verdadero himno de nuestro Carnaval: “La punta el sebo levanta….”, según unos, otros afirman que es obra de “El Bomba”, algunos que lo hicieron ambos, al unísono. Particularmente creo que hay que atribuírsela a Mingorance.

La composición en sí, pertenece a la Comparsa de Mingorance de 1930, “Los viudos alegres”, gallardísima creación que cualquier onubense, se sabe de memoria y que comenzaba en su origen:

Huelva tu tienes que encontrarte siempre orgullosa,
por ser de las capitales la más hermosa,
lo lleva escrito….

Y que por deformación popular se cantó de la siguiente guisa:

Huelva, te saludamos, te lo mereces,
por el corazón tan noble del onubense,
lo tiene escrito España en el…

Y por la misma deformación hoy en día se conoce así:

Huelva, te saludamos, te lo mereces,
por ser la patria hermosa del onubense,
lo lleva escrito España en el mapa mundial
y los viudos alegres
ahora lo vamos a demostrar.

La Punta el Sebo levanta un monumento a Colón
dándole honra al marino
que con grandes riesgos
los mares cruzó.
El descubrió el Nuevo Mundo
y ahora veréis como fue,
con las alhajas empeñadas
de aquella reina Santa Isabel

Mandó, mandó
que tres naves construyeran
que fue, que fue
que fueron las carabelas
De “to”, de “to”,
de “to” el mundo conocidas,
que fueron la Pinta y la Niña
y la famosa Santa María.



El pasodoble vio la luz un año después de la inauguración del Monumento a la Fé Descubridora que se emplaza en la Punta El Sebo de la capital onubense, obra de la escultora estadounidense Miss Whitney, y que fue un regalo del gobierno de los Estados Unidos a la Ciudad de Huelva aprovechando la celebración de la Exposición Mundial de 1929 de Sevilla.

La última autoría conocida de Mingorance, es la murga "Los Pilotos Marinos", que sacó con "Macao" en 1936.
Fuente: Aquellos incomparables carnavales de Huelva (1989) / A.J. Martínez Navarro

No hay comentarios:

Archivo del blog